LAS MEJORES PUESTAS DE SOL DE FORMENTERA

Los atardeceres siempre han tenido un encanto mágico. Los tonos naranja, rojos y amarillos que tiñen el cielo capturan nuestra atención como las más bellas obras de arte. Es aquí donde el fotógrafo que llevamos dentro, sale fuera, y captura el momento.

En Formentera tenemos infinitos sitios desde donde contemplar una puesta sol, pero si lo que quieres además, es inmortalizar el momento y disfrutar de la tranquilidad que requiere este instante, nosotros compartimos tres en los que te encontrarás a poca gente y lo que verás te fascinará.

El primero de todos, es en la zona de Punta Pedrera y Es Banc. Desde allí podrás contemplar una magnífica puesta de sol en primera línea de mar que, si el día es claro, nos permitirá no perdernos ni uno de los mágicos instantes. Aunque el espectáculo está también en las rocas de marès talladas de esta antigua cantera. El reflejo del sol sobre la superficie de la costa nos dará un bonus track de una belleza extrema con imágenes de una puesta de sol sin el sol.

El segundo de los lugares mágicos desde donde ver cómo se apaga el día es el Mirador de La Mola. Situado en la carretera que sube a La Mola encontrarás el Restaurante El Mirador desde la privilegiada posición del cual podrás contemplar la puesta de sol, con la parte baja de Formentera en término medio. En días claro del mes de junio es aún más espectacular porque el sol se va muy cerca del islote Vedrà dejando un estampa aún más impactante. Este sitio, puede que esté un poco concurrido, pero vale mucho la pena.

Y, por último, tienes que ir un día a ver cómo el sol se va desde los molinos de sa Miranda, muy cerca de Sant Francesc. Ver el fundido a negro, con la silueta de uno de los molinos es una de las imágenes impagables que nos dan los atardeceres de Formentera que no nos dejará indiferente.

La puesta de sol es uno de esos placeres austeros que nos regala esta magnífica isla.

Si vienes a Formentera puedes comprar los tickets del ferry online en booking.proximoferry.com y te ahorras unos euros y las colas de gente que te saltarás gracias a llevar las tarjetas de embarque en tu móvil.